Misión y Filosofía

MISIÓN Y FILOSOFÍA

MISIÓN

Formar niños y adolescentes bilingües en un ambiente de valores católicos, que crezcan con autoestima y confianza y sirvan a su comunidad como personas de bien.  Proveemos un alto nivel académico que motive a los alumnos a descubrir y desarrollar sus habilidades para integrarse a una sociedad globalizada.

FILOSOFÍA

Creemos que cada niño es único, y que su desarrollo es un proceso espontáneo y secuencial que involucra tanto su cuerpo como su mente y sus emociones de acuerdo a su edad.

También creemos que el proceso de pensamiento se desarrolla de lo concreto a lo abstracto y es necesario un ambiente de aprendizaje en el cual el niño se sienta querido, valorado y aceptado para desarrollar al máximo su potencial.

Sabemos también que la personalidad del niño se construye desde sus primeras experiencias de vida. Su autoestima, integridad e independencia dependen de los logros que el niño tenga durante su desarrollo.

Estamos convencidos de que el niño es curioso por naturaleza y que está intrínsecamente motivado para aprender. El niño es un aprendiz activo que aprende del ensayo/error y llega al aprendizaje a través del juego y de la interacción tanto con materiales como con compañeros y adultos. Creemos que debe haber un equilibrio entre los factores biológicos, las experiencias con los objetos físicos, la interacción social y la educación, para que se desarrolle la personalidad del niño en forma armónica.

Pensamos que el maestro es un guía que promueve la construcción de la autoestima del niño, la cual le ayuda a creer y desarrollar sus propias habilidades y fortalezas.

También sostenemos que el rol básico de la escuela es promover entre los alumnos el desarrollo de las estructuras cognoscitivas, en vez de la adquisición de información aislada o memorizada. La escuela también promueve la construcción del conocimiento, habilidades, actitudes y valores que permiten al estudiante vivir felizmente en una sociedad.

Español
Go to top